Saltear al contenido principal
Cambiando Las Cuerdas

Cambiando las cuerdas

Inauguramos una nueva serie de posts: #FlightUkeTips! Este es obra de ukestuff.info. Si tocas el ukelele deberías aprender cómo cambiarle las cuerdas a tu uke. El mantenimiento de las cuerdas es una parte básica de los cuidados del ukelele, y las cuerdas son una de las pocas partes que puedes cambiar de tu instrumento. Además, las tiendas de música cobran una barbaridad de dinero por cambiarte las cuerdas, así que ahorrarás si aprendes a hacerlo por tu cuenta. Cuanto más toques el ukelele más frecuentemente habrás de cambiarle las cuerdas. Lo normal es hacerlo un par de veces al año. Se necesita un cambio de cuerdas cuando el uke empieza a sonar más apagado o cuando se desarrollan problemas de entonación. Si tu ukelele lleva las mismas cuerdas desde hace tiempo ya, comprueba la parte de abajo de las mismas. Notarás pequeñas dentelladas o estrías, debido al rozamiento con los trastes. Cuando vayas ca cambiar las cuerdas te vendrá bien tener a mano un destornillador para apretar los tornillos de las clavijas, un poco de aceite para diapasones y un afinador. También deberías tener una toalla mullida donde poder posar tu ukelele mientras trabajas. Existen cuatro tipos de puentes de ukelele: los puentes ranurados (como el del Flight TUS 35), los de barra anudada (como el del Flight DUC380), los de pines (como el del Flight DUS445) y los de cuerda insertada (como el del Flight Voyager). Hay dos tipos de clavijeros: los sólidos o los ranurados. La mayoría de los ukeleles Flight van equipados con clavijas de engranaje, aunque hay algunos, como el Flight MUS-2, que las tienen de fricción. Y además hay otros ukeleles que tienen clavijas planetarias. Independientemente de la combinación de puente y clavijero de tu ukelele, siempre habrá un vídeo en Youtube que te mostrará cómo cambiar las cuerdas: ¡ve y búscalo! Cuando las cambies, ten en cuenta que se desafinarán hasta que no se hayan estirado y asentado. Puedes físicamente estirarlas, o puedes afinar por encima de la afinación estándar para estirarlas, tocar un poco, y volver a afinar. Normalmente no se tarda más de 30 minutos hasta que la afinación se estabiliza. Las nuevas cuerdas continuarán desafinándose a lo largo del tiempo, así que tenlo presente y no pierdas de vista tu afinador. Tras unos meses, el uke comenzará a sonar más apagado, aparecerán problemas de entonación y volverás a encontrarte con las dentadas por debajo de las cuerdas… será el momento de volverlas a cambiar. 

Volver arriba
×Close search
Buscar